¡Armstrong anuncia una revolución!

Para Lance Armstrong, el futuro del ciclismo sin duda se encuentra en África, donde los atletas tienen una habilidad especial para los deportes de resistencia.

Desde Ali Neffati, el primer africano en participar en el Tour de Francia en 1913, los ciclistas africanos se han vuelto raros. El argelino Abdel-Kader Abbes lo siguió en 1936 y el eritreo Daniel Teklehaimanot se convirtió en el primer corredor africano negro en comenzar el Tour en 2015. Con cierto éxito como escalador del equipo sudafricano MTN-Qhubeka luciría el maillot de lunares durante cuatro días.

Lea también: Cae ex mentor de Armstrong Thibaut Pinot. en

Pero según Lance Armstrong, Daniel Teklehaimanot puede no seguir siendo un buen ejemplo. Según el tejano, los corredores africanos podrían ser más numerosos. “El ciclismo es mucho, pero es principalmente un deporte de resistencia”confió su podcast antes de desarrollar sus comentarios. “Ciertamente también es un deporte en el que… tienes que mantener tu posición y evitar caerte, pero si miras un deporte de resistencia comparable a los maratones, sabemos de dónde vienen los atletas que dominan, añadió. No creo que sea tan descabellado pensar que los keniatas, los ugandeses y los eritreos pueden tener éxito en este deporte siempre y cuando se mantengan al frente de la carrera y eviten las caídas. Conocemos su aptitud para los deportes de resistencia”.

Cinco de cada 500 africanos negros…

Desde Daniel Teklehaimanot, otros dos corredores eritreos han tomado parte en el Tour de Francia: Merhawi Kudus, de la escuadra de Astana, que también comenzó el Tour de 2015 pero partió 44 minutos después de su compatriota en la apertura de la contrarreloj, y Natnael Berhane, que participó en el Tour 2016 y 2019 con Dimension Data y luego con Cofidis. Por el momento, la proporción de ciclistas negros africanos en el pelotón es muy baja. De los 500 corredores del World Tour, solo hay cinco.

“Con las mismas habilidades, un equipo europeo preferiría contratar a un italiano o un francés que a un eritreo. ¡Pero también con habilidades desiguales! Esta discriminación no se basa tanto en el color de la piel como en la negativa a hacer frente a los procedimientos administrativos, había lamentado el sudafricano Rob Hunter por Le Temps, el primer africano en ganar una etapa del Tour en 2007. Los equipos no quieren perder tiempo organizando visas. Sin embargo, no es tan complicado. El etíope Tsgabu Grmay vive en España, el eritreo Natnael Berhane en Italia. En última instancia, la elección del equipo sí que consiste en una discriminación. †

Anita Valverde

"Lector. Futuro ídolo adolescente. Se cae mucho. Comunicador aficionado. Estudiante incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.