Deuda de los países africanos | HM de Koning para nuevas opciones de financiación estructural

Su Majestad el Rey Mohammed VI destacó la importancia de desarrollar “nuevas opciones de financiación con vocación estructural” para los países africanos que luchan contra el problema de la deuda, considerado unánimemente como uno de sus principales retos económicos.

En un mensaje dirigido a la reunión del Grupo Africano de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales de Estados africanos miembros del Banco Mundial y el FMI, el Soberano confirmó que estas fórmulas de financiamiento estructural deben basarse principalmente en movilizar más recursos locales.

«Para ello, es necesario iniciar reformas estructurales destinadas a mejorar el desempeño de los sistemas tributarios, aumentar la eficiencia del gasto público, aumentar el atractivo de la inversión extranjera, desarrollar asociaciones público-privadas», dijo SM de Koning en este mensaje. , que fue leído en Marrakech el martes por la Ministra de Economía y Finanzas, Sra. Nadia Fettah Alaoui.

El Banco Mundial y el FMI, junto con otras organizaciones financieras, regionales e internacionales, pueden proponer soluciones técnicas y fórmulas de financiación adecuadas que permitirían a los países africanos, especialmente a los de bajos ingresos, gestionar mejor sus deudas, pero estas soluciones siguen siendo de naturaleza puramente cíclica. .cuando consideramos el colosal déficit de financiamiento que sufren estos países, que actualmente enfrentan enormes necesidades de financiamiento estimadas en cientos de miles de millones de dólares anuales, dijo el Soberano.

HM de Koning confirmó en esta ocasión que el alto endeudamiento y el cambio climático son grandes desafíos que ponen en peligro la estabilidad de las economías africanas y la sostenibilidad de sus modelos de desarrollo, y señaló que la transición digital, por otro lado, ofrece a los países africanos enormes oportunidades de desarrollo que deberían aprovecharse de manera óptima.

En términos de deuda, se considera unánimemente que es uno de los mayores desafíos económicos para todos los países africanos, ya que cada día pone un poco más de presión sobre los limitados recursos asignados al proceso de desarrollo, continuó el Soberano, enfatizando que “Además, hipoteca el futuro de las generaciones emergentes y pone en riesgo su legítimo derecho a la prosperidad”.

El cambio climático, uno de los desafíos más apremiantes de África

En cuanto al cambio climático, HM de Koning aseguró que este “presenta uno de los desafíos más apremiantes para el continente africano, dada la gravedad de las consecuencias que afectan de forma permanente a todos los aspectos de la vida en nuestro país”.

Aunque los países africanos son los que menos contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero, principal impulsor del cambio climático, son paradójicamente uno de los más vulnerables a las consecuencias de este fenómeno tras sucesivos años marcados por sequías, lluvias torrenciales raras, aumento de la desertificación, añadió el Soberano a a la comunidad internacional a ser «receptiva a las demandas formuladas en este sentido por los países africanos» y a «movilizar los recursos financieros y técnicos necesarios para apoyar a los países del continente en sus esfuerzos por detener o adaptarse a los efectos del cambio climático».

“Esto es tanto más cierto cuanto que África es el único continente que recibe solo una pequeña fracción de los fondos prometidos en virtud del Acuerdo Climático de París”, señaló SM el Rey.

En una línea similar, el Soberano invitó a los estados africanos a «reorientar sus modelos de desarrollo hacia modos de producción y consumo más sostenibles, teniendo en cuenta las limitaciones impuestas por el cambio climático, tanto en términos de recursos naturales disponibles como de opciones económicas».

La digitalización, una opción económica

Refiriéndose a los desafíos de la digitalización, HM de Koning argumentó que la tecnología digital “representa un cambio estructural en la forma en que entendemos el mundo que nos rodea, ya que permite el surgimiento de nuevos patrones de producción y consumo que probablemente aumenten las oportunidades de inversión y, por lo tanto, más trabajos».

El Soberano agregó que los medios digitales son herramientas notables para aumentar el nivel de inclusión financiera y ampliar el alcance de la cobertura de salud y protección social, argumentando que la digitalización, como opción económica, requiere de una cantidad suficiente de recursos humanos especializados, raíz de ello la cultura en los diferentes márgenes de la sociedad, así como el establecimiento de infraestructuras técnicas acordes con los llamativos desarrollos de este sector.

En este sentido, HM de Koning llamó a “acelerar el ritmo de digitalización de nuestras sociedades africanas, para cerrar la brecha que nos separa de los países avanzados y así cosechar los beneficios de la transformación digital a escala global. mundo”, asegurando que para afrontar este reto, “es importante dotar de los recursos financieros y humanos imprescindibles, en particular es necesario aprovechar perfiles de África capaces de aportar una oferta de soluciones digitales adaptada a las especificidades de las culturas y aspectos sociales de nuestros respectivos países”.

LR/MAPA

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.