En Alicante, los estudios de cine Ciudad de la Luz sueñan con ser el nuevo Hollywood europeo

Han pasado diez años desde el cierre de la Ciudad de la Luz, un enorme complejo de cines de 300 hectáreas inaugurado en 2005 en Alicante, España. Obligado a cerrar en 2012, por un periodo de 15 años, tras ser condenado por la Comisión Europea por «competencia desleal» y «ayuda estatal» ilegal, debería reabrir sus puertas el 1ejem Julio. Cinco años por delante.

“Se abre ante nosotros un horizonte de esperanza”, sopla Antonio Rodes, el director de la Asociación de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), la agencia del gobierno regional propietaria de los estudios. Instalado en las oficinas con grandes ventanales azulados del complejo de cines que, situado en las alturas de Alicante, se asoma al mar y está rodeado de áridas montañas dignas de los spaghetti western rodados en la España de los años 60, prosigue: «Tenemos los mejores estudios de cine de la Unión Europea [UE]† pero nunca fueron usados ​​como deberían haber sido Dada la demanda actual, muy superior a la de hace diez años gracias al auge de las plataformas de contenidos audiovisuales, estamos seguros de que por fin les estamos dando el uso que se merecen. †

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La nueva ley audiovisual pone en pie de guerra a las productoras independientes españolas

De momento, tres de los seis enormes platós, lejos de su vocación cinematográfica, acogen refugiados ucranianos desde marzo. En los antiguos talleres hay varias esculturas gigantes de fallas, las grandes fiestas populares de Valencia. Más adelante, decenas de sillones de peluquería, heredados de la época en que los actores aún estaban en el inmueble, se guardan a la espera de una segunda vida. Los estudios cerrados de Kodak están desactualizados.

Las fracturas en la balsa de agua, de 100 metros por 80, donde el director español Juan Antonio Bayona reconstruyó un tsunami en Lo imposiblefilmado en 2010 con Naomi Watts y Ewan McGregor, traicionan el paso del tiempo. Y los conejos corren alrededor de las dos áreas de filmación al aire libre de 4,000 pies cuadrados donde se llevó a cabo la filmación. Astérix en los Juegos Olímpicosestrenada en 2008, la película que desató la tormenta.

Descenso a los infiernos

Los estudios británicos de Pinewood rebuscaron en las cuentas del Ciudad de la Luz y presentaron una denuncia ante la Dirección General por postularse para albergar la adaptación cinematográfica del cómic de Uderzo y Goscinny y no ser elegidos. de Competencia por el apoyo de la región que le permitió bajar sus precios. Lo que siguió fue un descenso a los infiernos. La empresa estatal, con una deuda de más de 200 millones de euros, tuvo que cerrar en 2012 y luego liquidarse, y sus activos fueron vendidos a la región en 2017 con la condición de que se detuvieran todas las actividades comerciales en el sitio.

Te queda el 68,48% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.