En Kiev, Ursula von der Leyen se suma a las filas UE-Ucrania

Apenas habían llegado en tren a Kiev cuando tuvieron que responder a otra extorsión contra civiles al otro lado de la red ferroviaria ucraniana. En Donbass, un ataque con cohetes en la estación de Kramatorsk mató al menos a 50 personas, incluidos cinco niños.

→ CONTEXTO. Guerra en Ucrania: cómo el ejército ruso prepara una nueva ofensiva en el Este

El viernes 8 de abril, el presidente Volodymyr Zelensky recibió la visita simbólica de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Es la primera vez que una figura europea destacada visita la capital ucraniana desde que se revelaron las atrocidades cometidas contra civiles en Boutcha.

Signos de gravedad

El jefe del Ejecutivo europeo, acompañado por su jefe de la diplomacia Josep Borrell, el primer ministro eslovaco Eduard Heger, así como varios miembros del Parlamento Europeo, tomó el tren vía la pequeña localidad de Przemysl, en el sureste de Polonia, justo 13 km de la frontera con Ucrania. Josep Borrell, que ha «fuertemente condenado» un «ataque ciego» en Kramatorsk, y Ursula von der Leyen se propuso acudir a Boutcha, 30 km al noroeste de Kiev, para rendir homenaje a las víctimas y darse cuenta de la magnitud de los horrores cometidos. La Comisión Europea ha ofrecido a Kiev enviar expertos para investigar crímenes de guerra.

Para ellos el 1es abril, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, realizó el viaje. A mediados de marzo, los primeros ministros de Polonia, República Checa y Eslovenia fueron los primeros en partir hacia Kiev, tanto en nombre de la UE como de países vecinos.

Promesas de reconciliación

Ursula von der Leyen, representante de la institución tutelar de los tratados, quiere enviar una señal de un compromiso europeo más pronunciado. Por eso no vino con las manos vacías. El día antes de su llegada, se aprobó un quinto conjunto de sanciones contra el Kremlin, incluido un embargo sobre el carbón y la prohibición de que la mayoría de los barcos rusos ingresen a los puertos europeos. Durante el viaje a Kiev, Josep Borrell lo anunció: la representación de la UE en Kiev, evacuada al sur de Polonia, a Rzeszow, al día siguiente de la invasión rusa, volverá a sus instalaciones. El propósito del regreso del embajador es mostrar que: «Ucrania existe, que hay una capital, un gobierno y representaciones de otros países», justificó el español.

→ LEER. Guerra en Ucrania: la Unión Europea impone un embargo al carbón ruso

Otro tema inevitable: la solicitud de ingreso de Ucrania en la UE. kyiv presentó una solicitud de candidatura oficial el 28 de febrero, que está registrada en Bruselas. Esta petición no debe quedar en letra muerta, aunque la perspectiva de convertirse en Estado miembro de pleno derecho parezca muy lejana, según las conclusiones de la última cumbre europea. Ursula von der Leyen, que defiende la integración acelerada no quería desanimar a Volodymyr Zelensky. “Por lo general, el Consejo de la UE tarda años en aceptar la solicitud de membresía, pero Ucrania la recibió en una semana o dos.señalarlos. Nuestro objetivo es presentar la candidatura de Ucrania para el Consejo este verano. †

Desafío de ayuda tangible

La UE también ha respondido a los repetidos pedidos de suministros militares de Volodymyr Zelensky, ya que el ejército ruso, que se ha retirado hacia el este, ahora busca tomar el control de todo el Donbass. El primer ministro eslovaco, Eduard Heger, esperó hasta llegar a Kiev para confirmar que su país había suministrado a Ucrania el sistema de defensa aérea S-300. Josep Borrell dijo que confiaba en que los Veintisiete aceptarían su propuesta de aumentar el fondo de ayuda militar a Ucrania de 1 a 1.500 millones de euros.

Finalmente, la visita a Kiev tendrá lugar en vísperas de la Conferencia de Donantes prevista para este fin de semana en Varsovia. El sábado, los líderes europeos participan en el evento « Defiende a Ucrania » (“Stand up for Ukraine”), copatrocinado por Ursula von der Leyen y el primer ministro canadiense Justin Trudeau. Esto significa movilizar a gobiernos y empresas privadas para recaudar el máximo de fondos para más de 4 millones de refugiados, incluidos 2,5 millones en Polonia, y para los 6,5 millones de desplazados internos. La Comisión Europea coordina una red para la provisión de donaciones en especie de productos como medicamentos, equipos médicos, vacunas, tiendas de campaña, camas y mantas de emergencia.

Martita Jiron

"Nerd de la televisión. Apasionado especialista en comida. Practicante de viajes. Gurú de la web. Adicto a los zombis. Fanático de la música sin disculpas".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.