España: La reforma laboral llega al Parlamento sin mayoría asegurada

Publicado el 3 de febrero 2022 a las 8:00 am

La reforma laboral de España será votada por el parlamento el jueves sin garantías de que se aprobará. Se espera que las negociaciones entre las distintas partes se prolonguen hasta el último minuto.

La reforma impulsada por el Gobierno de coalición entre socialistas y Podemos es de hecho rechazada, además del partido conservador, por algunos de los aliados habituales, del lado de los pequeños partidos regionalistas, los nacionalistas vascos del PNV y la izquierda independentista catalana ERC . No obstante, debería encontrar otros apoyos, como el de los liberales de Ciudadanos en particular, aunque todo apunta a que la votación será reñida.

Esta reforma laboral, cuyo piloto ha creado fricciones en el seno del Gobierno, es una de las condiciones que la Comisión Europea exige a España antes de que se liberen los fondos del plan de recuperación. Madrid se había comprometido a entregar un texto antes del 31 de diciembre y se respetó el plazo.

Sobre el papel, el proyecto de ley tendría todo para encontrar una gran mayoría. Las negociaciones llevan meses y es un tour de force, dicen los negociadores, resultado de un acuerdo entre los interlocutores sociales que acercaron sus posiciones para afinar un texto que ahora todas las partes reclaman contenido equilibrado.

Lucha contra el abuso de los contratos temporales

Ha sido abanderado en las últimas semanas por la patronal CEOE y las centrales sindicales y comités obreros de UGT, cada uno de los cuales ha intentado persuadir a las fuerzas políticas para que le presten su apoyo.

Uno de los ejes principales es la lucha contra el abuso de los contratos temporales, que afecta a más del 25% de los trabajadores españoles, protegiendo mejor los trabajos de temporada, limitando el uso de la subcontratación y la concatenación de CDD. El texto reequilibra la negociación colectiva que había sido debilitada por el Gobierno de Rajoy durante los años de recesión.

Es una reforma aceptable que todos concedieron.

José Ignacio Conde-RuizEconomista

Pero también otorga a las empresas herramientas de flexibilidad interna para evitar despidos y adopta el principio de mecanismos de paro parcial puestos en práctica durante la pandemia, para fortalecer la formación continua y la reorientación de los trabajadores para apoyar a sectores en transformación.

“Una reforma aceptable”

“Es una reforma aceptable que todos han acordado”, dijo José Ignacio Conde-Ruiz, economista de la Fundación Fedea. Según él, “se está avanzando en la dirección correcta y abordando el tema crucial de los contratos de corta duración, en un país donde ciertos sectores abusan de la rotación de personal, basada en contratos temporales de lunes a viernes para no pagar los costos asociados. «. Al mismo tiempo, apunta, “mantiene las herramientas de flexibilidad interna introducidas por la reforma del Partido Popular de 2012 para permitir a las empresas adaptarse a condiciones adversas”.

“Cada coma se está trabajando, es un buen acuerdo que da estabilidad al país”, defiende también el jefe de los patrones españoles, Antonio Garamendi, que, sin embargo, no logró conseguir el apoyo parlamentario del Partido Popular ( PP) para texto. Este último denuncia un texto que va en contra de su anterior reforma, mientras que cree que los cambios son menores. Su oposición es en realidad muy política, con el deseo de debilitar la coalición.

«Es injustificado votar en contra de la protección de los más vulnerables y en contra de la mejora de los derechos sociales, con el pretexto de que todavía faltan algunos puntos», subraya el líder del sindicato UGT, José María Álvarez, que no pierde ninguno esperanza de convencer a ERC, la izquierda separatista catalana, de un acuerdo visto como insuficiente.

“Negociaremos hasta el último minuto”, dijo la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien lideró la reforma. Y advierte: “Cualquiera que vote en contra tendrá que explicarles a los trabajadores el viernes por qué quieren defender la ley laboral impuesta por el Partido Popular en 2012 durante la recesión. †

Reyes Godino

"Gurú del café exasperantemente humilde. Practicante de viajes. Fanático de los zombis independiente. Solucionador de problemas certificado. Erudito de la comida. Estudiante".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.