La contundente victoria de la derecha en Madrid trastoca la política española

la libertad ha ganado † Isabel Díaz Ayuso apareció anoche triunfante en el balcón de la sede del Partido Popular (PP), junto al líder del partido. El líder de la lista del partido obtuvo una clara victoria en las elecciones autonómicas de Madrid. Es hegemónico por la derecha, empujando a la izquierda hasta sus últimos atrincheramientos, esperando hacer de esta victoria el trampolín para su reconquista a nivel nacional.

El ambiente era local, pero la magnitud de este éxito distorsiona la dinámica de la política española. Los primeros efectos se sintieron el martes por la noche, incluso antes de la publicación de los resultados definitivos, con la sorpresiva dimisión de Pablo Iglesias. El líder de Podemos anunció el final de su carrera política, pero no logró encarrilar a su partido.

Cómodo segundo trimestre

Isabel Díaz Ayuso entra en este segundo mandato sin necesidad de negociar una coalición, gracias a los 65 escaños obtenidos en el parlamento autonómico. Eso es el doble que hace dos años, cuando solo obtuvo 30 escaños. Solo ganó más delegados que todos los partidos de izquierda combinados (58 elegidos), y en el proceso absorbió al electorado de los centristas de Ciudadanos que no lograron ingresar al parlamento. Por lo tanto, no debería ser necesario integrar cargos electos de extrema derecha (Vox) en su gobierno.

Esta victoria vuelve a poner al Partido Popular en la silla de montar después de años difíciles. Todas las críticas van dirigidas al jefe del Gobierno socialista, Pedro Sánchez. † Es un voto de censura democrático en el sanchismo exclamó el líder del PP el martes por la noche, contando con el efecto dominó para desencadenar un cambio de ciclo y volver al poder.

Comenzó el cambio de ciclo

La duda es si los resultados del Madrid podrán seguirse a nivel nacional. † ¿Es posible gobernar en España con la oposición de Madrid y sin apoyo aparente en Cataluña? se pregunta el columnista Enric Juliana en el diario “La Vanguardia”. El Gobierno no duda, pero el ciclo de cambio ha comenzado y los próximos meses serán complicados para Pedro Sánchez. Parece haberse debilitado tanto por la derrota de su candidato en Madrid, por los claros signos de decadencia de su aliado de coalición Podemos, como por la desaparición de una opción centrista. Se enfrentará a un Partido Popular armado listo para luchar para acelerar la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas.

Completamente desconocida hace apenas dos años, Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en un auténtico fenómeno político. Triunfó gracias a una política contracorriente de mantener abiertos los comercios y los hoteles de Madrid durante meses a pesar de la alta tasa de contagios, lo que había provocado protestas, incluso dentro de su propio partido. Su agresiva campaña con acentos populistas, basada en el cansancio de la pandemia y el cansancio de la población, prendió al reclamar “ la libertad de vivir en madrid

Debacle de los socialistas

En la izquierda, la debacle de los socialistas es grave. Su candidato cayó a 24 escaños, frente a los 37 de las elecciones de 2019. Incluso fue superado por su izquierda por el pequeño partido Más Madrid, liderado por Mónica García, una joven médica desconocida para el gran público que obtuvo 34 escaños. Emerge como la gran promesa de una nueva izquierda ecologista y feminista.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.