La mitad de los 8.000 inmigrantes que entraron el lunes en el enclave fueron deportados por Madrid

España ha devuelto a Marruecos a unos 4.000 de los 8.000 inmigrantes que entraron el lunes en el enclave de Ceuta, dijo el martes (18 de mayo) el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió allí y prometió: «Reestablecer el orden».

Las llegadas de inmigrantes desde las playas marroquíes, a pocos kilómetros al sur de Ceuta, se multiplicaron este lunes en esta región española del noroeste del Magreb. Entre estos inmigrantes había hombres jóvenes, así como niños -1.000 menores, según un portavoz de la Prefectura de Ceuta- y mujeres, que llegaban por mar nadando, a veces con boyas inflables o llantas de canoa. Otros más llegaron a pie, gracias a la marea baja. Entre ellos, según la prefectura, un hombre murió ahogado.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, anunció este martes que había citado al embajador de Marruecos en España para «insatisfacción» de las autoridades españolas. Entonces el diplomático «llamar para consultar» en Marruecos, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en Rabat.

Leer también España deporta «entre 100 y 120» marroquíes que nadan en Ceuta. ha llegado

Una situación sin precedentes

En un principio, la prefectura había ordenado que todas las personas que llegaran a Ceuta fueran alojadas en cobertizos en la playa de El Tarajal, pero las autoridades se reunieron para valorar la situación, sin precedentes.

Hasta el martes por la tarde, la situación seguía siendo confusa. El flujo de personas hacia el enclave se secó al mediodía, pero cientos de marroquíes que lograron cruzar al lado español todavía estaban en la playa. Además, las fuerzas de seguridad españolas, desplegando vehículos blindados, utilizaron gases lacrimógenos para disuadir a las personas del otro lado de la frontera de unirse a Ceuta. Las fuerzas de seguridad marroquíes han reforzado su presencia en el puesto fronterizo y también se han desplazado hacia el interior para bloquear los intentos de cruce.

España ha aumentado el número de Guardia Civil y Policía Nacional en la zona con 200 agentes más. Las autoridades también han autorizado un estadio en Ceuta para «Marroquíes mayores de edad que se encuentren en la calle para ser trasladados, con vistas a su deportación»dijo la prefectura de Ceuta durante la noche.

Al mismo tiempo, 86 inmigrantes del África subsahariana, unos 400 kilómetros al este de Ceuta, consiguieron entrar en Melilla, el otro enclave español, procedente de Marruecos. Ellos eran «mas de 300» las autoridades han intentado el paso en total.

Ante esta crisis, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha decidido cancelar su participación en la cumbre sobre financiación de las economías africanas que se ha celebrado este martes en París, confirmando que su «prioridad» era de “devolver la normalidad a Ceuta”† Él prometió «la mayor solidez» del Gobierno » para asegurar [la] seguridad « de los habitantes de Ceuta.

El Ministerio del Interior español anunció en un comunicado de prensa el lunes por la noche: «Refuerzo inmediato de la Guardia Civil y Policía Nacional en la zona» con 200 oficiales adicionales. recordando eso “Las autoridades españolas y marroquíes concluyeron recientemente un acuerdo sobre el retorno a su país de los ciudadanos marroquíes que llegan nadando” en Ceuta el documento establece que: «se han mantenido los contactos con las autoridades marroquíes» en cierto sentido «permanente»

Para Mohamed Benaïssa, presidente del Observatorio Norte de Derechos Humanos, con sede en Fnideq, a pocos kilómetros de Ceuta, esta nueva oleada migratoria preocupa principalmente «menores, pero también familias, todos marroquíes»† Ella » podría ser «De acuerdo con él, «estar en contacto con la crisis diplomática entre Marruecos y España»

Tensas relaciones diplomáticas

Madrid no tiene ningún interés en discutir con Rabat, su principal aliado en la lucha contra la inmigración ilegal. Entre principios de año y el 15 de mayo llegaron a Ceuta 475 inmigrantes, más del doble que en el mismo periodo del año pasado, según cifras del Ministerio del Interior publicadas hace unos días.

Las relaciones diplomáticas entre Rabat y Madrid han sido tensas desde la recepción, a finales de abril, en España del líder de los separatistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, para ser atendido allí, llegando incluso Marruecos a convocar al embajador español. para él. sonido malo «molestia»

Leer también Artículo reservado para nuestros suscriptores Marruecos abre una doble crisis diplomática con Alemania y España

Pero según la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, funcionarios marroquíes aseguraron el lunes a las autoridades españolas que esta afluencia de inmigrantes al enclave español no “no fruto de discordia” con válvula

El conflicto del Sáhara Occidental, antigua colonia española «territorio no autónomo» por las Naciones Unidas en ausencia de un acuerdo final, se ha opuesto al Frente Polisario respaldado por Argelia durante más de cuarenta y cinco años. El Frente Polisario pide un referéndum de autodeterminación, mientras que Rabat, que ve el Sáhara como un «asunto nacional»ofrece autonomía bajo su soberanía.

La comisaria de Asuntos Interiores de la UE, Ylva Johansson, pidió el martes: “Marruecos sigue comprometido con la prevención de salidas irregulares y con la garantía de que aquellos que no tienen derecho a quedarse sean devueltos de manera ordenada y eficiente. «Las fronteras españolas son las fronteras de Europa»instó al Parlamento Europeo.

El mundo con AFP

Reyes Godino

"Gurú del café exasperantemente humilde. Practicante de viajes. Fanático de los zombis independiente. Solucionador de problemas certificado. Erudito de la comida. Estudiante".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.