La nueva pista de Saint-Lary lleva el nombre de François Vignole

Para una bonita pista de aire rojo, un poco técnica, necesitaba un nombre emblemático. Será François Vignole.

En los tiempos actuales en los que es difícil intervenir y adaptar una estación de esquí con todas las limitaciones ambientales, la creación de una nueva pista adquiere una importancia completamente nueva y la elección del nombre es fruto de reflexiones. «François Vignole» ganó por unanimidad para honrar sus cualidades como esquiador, su participación en el balneario de St Lary y su coraje como luchador de la resistencia durante la última guerra mundial.

El alcalde André Mir recordó por primera vez su excepcional y dilatada trayectoria deportiva; 20 años de 1929 a 1949. Su primera victoria fue en esquí de fondo con el título de campeón de los Pirineos a los 11 años! Muy polivalente, pronto demostró estar a gusto en las cuatro disciplinas de esquí de la época, esquí de fondo, alpino, slalom o salto. En 1935, ganó el slalom y el descenso combinado en el Campeonato Internacional de Francia en Chamonix y fue tercero y primero en Francia en descenso. ¡Ese mismo año ganó la medalla de bronce en el slalom en los campeonatos del mundo! Mientras estaba en el apogeo de su carrera, contrajo poliomielitis, lo que puso fin a su carrera internacional.

Un aspecto menos conocido de François Vignole fue su participación en la resistencia. Tras la ocupación de la zona franca en 1942, enviaba regularmente correo y soldados, pilotos ingleses y americanos, a España, atravesando la montaña que conocía muy bien. En un recorrido de 60 km con fuerte desnivel, serían casi 500 exiliados los que habría conducido y encomendado a su hermano Marc que tomó el relevo en el valle de Pinéta.

Y es François Vignole, el entrenador del St Lary, quien menciona a Isabelle Mir. «Era una libélula en la nieve. Ambos pies juntos, un verdadero pájaro» François Vignole fue decisivo en la carrera del campeón olímpico de descenso. «Tenía una idea fija en mente, continúa, la velocidad. Hicimos grandes giros y fuimos rectos lo más rápido posible. Recuerdo la 1ª bajada que dibujó en el «Orange». Eran dos giros y el resto fue recto». Cuando sabes que esta pista «Naranja» corresponde en su totalidad a la pista Bassia actual más la copa de los abedules, ¡te das cuenta de la velocidad de esta carrera!

Un gran nombre para una hermosa pista roja panorámica que conecta Soum de Matte con Pla d’Adet a lo largo de la cresta y ofrece un panorama excepcional del Rioumajou, los picos vecinos y el valle de Aure.

Reyes Godino

"Gurú del café exasperantemente humilde. Practicante de viajes. Fanático de los zombis independiente. Solucionador de problemas certificado. Erudito de la comida. Estudiante".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *