Lisboa vuelve a temblar con el Museo del Sismo

Es uno de los mayores desastres naturales que Portugal ha conocido. 1ejem Noviembre de 1755, un terremoto (seguido de un tsunami y numerosos incendios) devastó Lisboa, dejando dos tercios de la ciudad en ruinas. Un punto de inflexión histórico en torno al cual se diseñó uno de los nuevos espacios culturales de la capital portuguesa, el Museo del Terremoto. ¿Su lema? «Esperar lo inesperado.»

Desde la inauguración del museo el miércoles 20 de abril, la prensa portuguesa se ha mostrado convencida. la diario de noticias por ejemplo, muestra un “Experiencia única que vuelve a hacer temblar Lisboa”† El espacio, ubicado en Belém, cuenta con 1.800 m2 en tres plantas, con mapas, efectos especiales y simuladores en inglés, portugués, español y francés. Todo se une para proporcionar uno «viaje en el tiempo», declara el diario, que especifica:

“Todos están invitados a revivir las horas que precedieron y siguieron al terremoto, sin olvidar lo que siguió: la reconstrucción de una Lisboa visionaria, y el surgimiento de nuevos pensamientos filosóficos que resultaron de ella.”

El horizonte de un nuevo desastre

El acontecimiento que impresionó a la Europa de la Ilustración (Voltaire lo menciona en .) sincero u optimista), dio lugar a una verdadera revolución arquitectónica, pero también cultural, académica y política, impuesta por el marqués de Pombal, todopoderoso ministro del rey José Iejem† Este último, con la ayuda de sus arquitectos, urbanistas e ingenieros, impuso un plan y una organización para la reconstrucción de Lisboa que debía mucho al iluminismo francés.

Además de su educación histórica, el Museo del Terremoto también planea educar y advertir a los visitantes sobre peligros potenciales. Porque existen, subraya en las columnas del diario Maria João Cruz Marques, corresponsable del proyecto:

“Vivimos con la idea todavía muy presente de que podría ocurrir otro terremoto [à Lisbonne]† La pregunta no es si tal evento se repetirá, sino cuándo, debido a nuestra posición tectónica”.

El museo también ofrece una introducción a la sismología y la defensa civil en un pequeño «centro de entrenamiento» dedicada a la prevención.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.