Los españoles temen un nuevo estancamiento tras las elecciones – EURACTIV.com

Los españoles, que acuden a las urnas el domingo 26 de junio, temen que se repita el estancamiento político de las últimas elecciones. Un artículo deEURACTIV España.

España ha estado dirigida por un gobierno interino desde las elecciones nacionales del 20 de diciembre, en las que ningún partido obtuvo la mayoría necesaria de 176 escaños en el parlamento para formar un gobierno estable.

Como en la película americana un día interminable, Historia de un bucle temporal, de un día que se repite, los españoles temen que el bloqueo gubernamental se repita en nuevas elecciones. a partir del 26 de junio.

estancamiento político

Sin embargo, el presidente interino Mariano Rajoy (Partido Popular), el líder del Partido Socialista (PSOE) Pedro Sánchez y el líder centrista Alberto Rivera (Ciudadanos) habían hecho múltiples intentos de obtener una mayoría parlamentaria, sin éxito.

La situación ha evolucionado de una manera nada sorprendente. Ya en febrero, Mariano Rajoy pronosticó que «muy probablemente» España tendría que celebrar nuevas elecciones en junio tras meses de estancamiento político.

>> Lea: Partida de ajedrez para la formación de un gobierno en España

Ante las últimas encuestas que sugieren un escenario similar al visto después del 20 de diciembre, la pregunta clave es si será posible formar una alianza y evitar una tercera elección.

Este escenario extremo no se puede descartar, a pesar de que los líderes de los cuatro principales partidos se han comprometido a hacer todo lo posible para evitar que la historia se repita.

No hubo ganador del debate del 13 de junio entre Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Alberto Rivera y Pablo Iglesias, el líder del partido de izquierda y antiausteridad Podemos, y ninguna coalición parece posible.

«La patata caliente» de Cataluña

Incluso un debate entre representantes de siete partidos el 20 de junio no ha ayudado a aclarar la situación. Como en la última campaña electoral, los nacionalistas catalanes insistieron en que apoyan a un presidente del Gobierno que respete el derecho de los catalanes a decidir su destino (según un estudio reciente, el 47,8% de los 7,5 millones de ciudadanos catalanes rechazan la independencia).

Cataluña es uno de los principales obstáculos para la formación de un gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos (con la ayuda de otros partidos minoritarios), debido a la profunda división entre ambos partidos por el futuro referéndum sobre la independencia de la Comunidad Autónoma Catalana , una de las regiones más ricas de España.

>> Leer: “Cataluña se independizará sin duda”

El PSOE, el PP y Ciudadanos se oponen a un referéndum, que califican de «inconstitucional», pero internamente algunos líderes políticos de este «bloque constitucional» son partidarios de abrir un debate sobre una posible reforma de la constitución española (aprobada en 1978) ampliar las competencias de Cataluña.

El PSOE defiende la reforma constitucional que permitiría reconocer el estatuto excepcional de Cataluña sin renunciar expresamente a su soberanía, una forma de salir del estancamiento actual.

El PSOE, ¿un tercer poder?

Refiriéndose a los socialistas y Ciudadanos, Mariano Rajoy renovó su llamamiento a la cooperación con el PP para defender la unidad del país frente al movimiento separatista en la región catalana. Pero la idea de una gran coalición se desvanece, ya que el PSOE está claramente en contra.

A pesar de una campaña política tensa ya veces amarga diseñada para determinar las preferencias de los ciudadanos, las encuestas indican que las elecciones del domingo serán similares a las de diciembre. Por tanto, serán necesarias negociaciones, pactos y alianzas.

Una encuesta realizada por Metroscopia y publicada por El País El 19 de junio muestra que el PP obtiene el 29% de los votos (frente al 28,7% de diciembre), la nueva coalición de izquierdas Unidos-Podemos obtiene el 26% de los votos, los socialistas suben al tercer escalón del podio, con 20. el 5% de los votos y Ciudadanos ocupa el cuarto lugar con el 14,5%. Para Pedro Sánchez, el adelantamiento de Podemos es un escenario de pesadilla.

Al igual que en las últimas elecciones, los casos de corrupción en todos los partidos, especialmente dentro del PP y el PSOE, empañaron la campaña. Pedro Sánchez y Alberto Rivera atacaron con vehemencia a Mariano Rajoy por su supuesta vinculación con el extesorero del PP Luis Bárcenas, quien actualmente enfrenta cargos por blanqueo de capitales, evasión fiscal y corrupción.

>> Lea: El presidente del Gobierno español vuelve a ser acusado de corrupción

Podemos, ¿el caballo de Troya?

El rompecabezas político español actual es especialmente complejo, sobre todo por la hostilidad hacia Mariano Rajoy. El 20 de junio, Alberto Rivera afirmó que aceptaría una coalición con el PP a condición de que Mariano Rajoy dejara el Gobierno. De hecho, durante los últimos seis meses, Pedro Sánchez se ha negado a dirigirse al jefe de Gobierno y ha reiterado una y otra vez desde diciembre que el PSOE nunca apoyará un Gobierno liderado por el PP, o una coalición entre el PP, Ciudadanos y el PSOE.

Por otro lado, los responsables socialistas temen que un gobierno de coalición de izquierdas entre el PSOE y Podemos se convierta en un caballo de Troya que destruya paulatinamente los cimientos del PSOE, ya que Podemos ocuparía todo el espectro desde la izquierda, los radicales hasta la izquierda moderada. †

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.