Medicamentos contra el cáncer: la start-up ImCheck recauda casi 100 millones de euros

PARÍS: Tras un empate en la primera vuelta de las elecciones parlamentarias, los Nupes de izquierda y la coalición presidencial iniciarán el lunes un duelo de una semana, apostando la capacidad de Emmanuel Macron para mantener la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

«Somos el único poder político capaz de lograr una mayoría fuerte y clara», subrayó la primera ministra Elisabeth Borne, quien regresa a la campaña el lunes por la mañana en la circunscripción 6 de Calvados, donde lideró cómodamente en la primera vuelta. †

El Macron, unido bajo la etiqueta ¡Ensemble!, derrotó a la izquierda unida por poco más de 21.000 votos, sobre 23,3 millones de votantes en la primera vuelta (25,75% de los votos, frente al 25,66% de los Nupes) y conserva la ventaja en los pronósticos de las 577 bancas de diputados.

Pero el suspenso es alto por saber si Emmanuel Macron logrará retener la mayoría absoluta de 289 escaños dos meses después de su reelección, lo que le permitirá sacar adelante sus reformas, comenzando por la de las pensiones.

Los dos campos tienen una semana para contrarrestar un abstencionismo récord, que alcanzó el 52,49% de los votantes registrados, más que el anterior en 2017 (51,3%).

Más participación es teóricamente la única reserva de la que se pueden beneficiar los Nupes después de unir a los partidos de izquierda en la primera vuelta. ¡Juntos al revés! podría, todavía en teoría, beneficiarse de la contribución de algunos de los votantes de LR en la primera vuelta.

«Se está organizando un referéndum anti-Macron para la segunda vuelta», confirmó el lunes el candidato del LCP Nupes Eric Coquerel, continuando con la estrategia de personalización del voto, lo que llevó a Jean-Luc Mélenchon a pedir llevarlo a Matignon.

Los diferentes institutos dan al campo de Macron en un rango de 255 a 295 escaños, cuando la izquierda (LFI, PCF, PS y EELV) reunida bajo la bandera de Nupes se valora entre 150 y 210 escaños.

‘Advertencia seria’

«La mayoría está lejos de ser cierta (…) Esta es una advertencia muy seria para Emmanuel Macron», enfatiza Brice Teinturier, director ejecutivo adjunto de Ipsos France.

Los quince ministros en liza han pasado por la primera vuelta. Pero algunos están en serios problemas, empezando por la ministra para la Transición Ecológica y la Cohesión Territorial Amélie Montchalin, la pieza central del gobierno. El ministro de Asuntos Europeos, Clément Beaune, también está de mal humor en París, donde Nupes ganó tres elecciones en primera vuelta y ocupa el primer lugar en 12 de los 18 distritos electorales.

Otros como Elisabeth Borne o los ministros Gabriel Attal y Olivier Véran, en cambio, van camino de ganar y así mantener su posición en el gobierno.

El líder de los nupes, Jean-Luc Mélenchon, llamó al «pueblo» a «levantarse» en las urnas el próximo domingo para permitirle convertirse en primer ministro e imponer la convivencia a Emmanuel Macron, como había logrado la multiizquierda en 1997 con Lionel Joseph.

“Ni un solo voto por la RN”

Mélenchon ya ha logrado que la izquierda, gracias a su histórico acuerdo sindical, sea el principal bloque opositor en Palais-Bourbon, tomando el relevo de los republicanos, que contarán a sus supervivientes entre los cien que se marchan. LR, sin embargo, limita el daño hasta el punto de que espera actuar como pivote en la futura legislatura.

La mayoría saliente, tras ensayo y error de la izquierda en la noche del domingo, llamó claramente en la mañana del lunes a no votar por el RN en las 58 circunscripciones donde se enfrentarán en segunda vuelta candidatos del partido Lepenista y Nupes.

“En estos casos específicos, RN-Nupes, seamos muy claros: no voten por el Rally Nacional. Nunca nos ha faltado claridad en este tema (…), no voten por un cierre de proyecto, por un proyecto que no considerarlo bueno para el país», lanzó en RTL la portavoz del Gobierno, Olivia Grégoire, quien dijo que en un puñado de casos no habría instrucciones de voto.

Como era de esperar, los candidatos de la Agrupación Nacional (18,5% contra 19,8%) no pudieron capitalizar el impulso de Marine Le Pen, que había obtenido más del 40% de los votos en la segunda vuelta.

Limitado a ocho elegidos en 2017, sin embargo, el contingente de diputados RN debería ser mucho mayor esta vez, contando aún en sus filas con la Sra. Le Pen, muy por delante en su distrito electoral de Pas-de-Calais (53,96% pero no elegido en el primera vuelta por falta de suficientes votantes).

En un duelo entre ¡Juntos! y Nupes, la Sra. Le Pen instó a sus votantes a «no elegir». «Francia no es ni un espacio comercial ni un ZAD», bramó.

Eric Zemmour, por su parte, uno de los líderes de la elección presidencial, se perdió su desembarco en la política. El polemista de extrema derecha fue eliminado en el Var, al igual que los otros embajadores de su partido Reconquista!, Guillaume Peltier en el Loir-et-Cher y Stanislas Rigault en el Vaucluse.

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.