Otra ola de calor golpea la Península Ibérica y Francia

Menos de un mes después de la anterior ola de calor, el mercurio subió este lunes a niveles excepcionalmente altos en la Península Ibérica, donde el termómetro superó los 42 grados, y en el sur de Francia.

La multiplicación de estos fenómenos es una consecuencia directa del calentamiento global, explican los científicos, con las emisiones de gases de efecto invernadero aumentando su intensidad, duración y frecuencia.

En España, se registró una máxima de 43,3 grados en Candeleda (centro), a las 18:10 horas (16:10 GMT), según la Agencia Española de Meteorología (Aemet). Los 42 grados se alcanzaron en otras ciudades del sur o del centro como Sevilla y Badajoz.

Esta nueva ola de calor, la segunda en un mes tras la de mediados de junio, es «bastante excepcional» en un país acostumbrado a las altas temperaturas en verano, ha dicho este lunes Rubén del Campo, portavoz de Aemet.

Empezó el domingo y podría durar «nueve o diez días, lo que la convierte en una de las tres olas de calor más largas que ha vivido España desde 1975», explicó a la AFP.

“El cambio climático está causando olas de calor más frecuentes y haciéndolas más intensas”, continuó el Sr. del Campo, recordando que el número de estos episodios se ha duplicado en su país en los últimos doce años.

Lo peor llegará entre el martes y el jueves, dijo la Aemet, que no puede decir si se podrá superar el récord absoluto de temperatura en España (47,4 grados en Montoro, cerca de Córdoba, en agosto de 2021).

Incluyendo la ola de calor actual, España ha experimentado cinco episodios de temperaturas excepcionalmente altas en los últimos once meses. El mes de mayo fue notablemente el más caluroso desde el cambio de siglo.

Además del calor, España sufre desde este invierno una grave falta de precipitaciones. Como resultado, el nivel de los embalses de agua se ubicó el lunes en 45,3% de su capacidad total, por debajo del promedio de 65,7% en este período de los últimos diez años, señalan las autoridades.

– Máximo riesgo de incendio en Portugal –

En el vecino Portugal, el termómetro subió a 44 grados en algunas zonas este fin de semana. Y si las temperaturas bajaron levemente el lunes, sin embargo, se esperaban 42 grados en la región de Évora (sureste), según la oficina meteorológica nacional, que pronostica una nueva recuperación el martes y el miércoles.

Esta ola de calor ha alimentado varios incendios en el centro de este país en los últimos días.

El mayor brote, que estalló el jueves en la ciudad de Ourém (centro), fue contenido el lunes tras destruir unas 2.000 hectáreas de vegetación y movilizar a unos 600 bomberos.

Pero la situación sigue siendo «grave y excepcional», advirtió el comandante de la defensa civil nacional, André Fernandes, mientras que el primer ministro, Antonio Costa, advirtió de un «riesgo máximo» en los próximos días. «La más mínima falta de atención puede iniciar un incendio de proporciones considerables», dijo.

Esta ola de calor también se trasladó a Francia desde las regiones del suroeste el lunes, dijo Météo-France el lunes. En gran parte del territorio francés, la temperatura superó los 30°C y podría alcanzar los 39°C localmente el martes.

Este episodio probablemente culminaría «entre el sábado y el martes» el 19 de julio, dijo Sébastien Léas, de Météo-France, y señaló que era demasiado pronto para nombrar un fenómeno que podría volverse comparable a la mortal ola de calor del verano de 2003. .

En Reino Unido, donde se prevé que las temperaturas en el suroeste suban hasta los 33 grados el lunes y martes, el Servicio Meteorológico Nacional, por su parte, emitió el lunes alerta naranja ante una ola de «calor extremo» a partir del domingo con temperaturas subiendo más de 35 grados.

Imelda Arevalo

"Fan incondicional de los zombis. Defensor incurable de Internet. Solucionador de problemas sutilmente encantador. Ninja independiente de Twitter".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.