¿Para qué sirve el voto en blanco? ¿Cuál es la diferencia con un voto inválido o una abstención?

Los votos en blanco y nulos se contarán y se harán públicos, pero no se contarán como votos emitidos. Obviamente, los votantes que se mueven para poner una boleta en blanco, un sobre vacío o una boleta inválida en la urna no tienen más peso que los no votantes.

Lea también: Emmanuel Macron, tras su reelección: «Soy consciente de que este voto me obliga en los próximos años»

Y, sin embargo, el número de estos es significativo e incluso batió récords en 2017: el 11,5% de los votantes votó en blanco o cero en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales (4 millones de personas); 9,9% de los votantes en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias un mes después (3,4 millones). Su nivel descendió levemente en las próximas elecciones -europeas, municipales, departamentales y regionales- pero estuvo marcado por una fuerte abstención.

¿Cuál es la diferencia entre un voto en blanco y un voto inválido?

De acuerdo a el código de marcaciónel voto blanco corresponde a un sobre vacío o papeleta en blanco que debe tener las mismas características (tamaño, color, peso) que las papeletas de los candidatos.

Se diferencia del voto inválido, que se declara como tal cuando la papeleta está anotada, rota, con papeletas diferentes, presentada sin sobre o si se considera no reglamentaria.

¿Qué ofrece la ley?

Desde entonces la ley del 21 de febrero de 2014Los votos en blanco y los inválidos ya no se suman: “Los votos en blanco se cuentan por separado y se suman a las actas. No se tienen en cuenta para la determinación de los votos emitidos, pero se mencionan específicamente en los resultados de las votaciones. †

Sin embargo, al contar las urnas, una cantidad de votos en blanco finalmente se consideran inválidos. Este es el caso cuando los votantes no pueden obtener una papeleta en blanco que cumpla con los estándares de la ley electoral (no se distribuyen en los colegios electorales), o no se atreven a depositar un sobre vacío por temor a ser notados.

“Esta ley divide dos categorías de papeletas que son difíciles de distinguir en la práctica, subestimando aún más los resultados”, lamenta Jérémie Moualek, profesor de la Universidad de Evry (Essonne) y especialista en votaciones en blanco. El investigador publica fotos diarias de boletines de los archivos en su blog y en Twitter; en total recopiló más de 20.000 entre 1992 y 2012. «Dado que el voto en blanco y nulo es completamente invisible, quería mostrar cómo se produce realmente este comportamiento electoral, que toma formas muy diferentes en las urnas», el explica. A veces desinteresados, a veces con un mensaje real, algunos expresan gran consternación ante la oferta política propuesta.

¿Qué proponen los candidatos sobre el voto blanco?

En su programa para las elecciones presidenciales, Nicolas Dupont-Aignan, Jean-Luc Mélenchon, Yannick Jadot, Nathalie Arthaud, Jean Lassalle y Anne Hidalgo están a favor de tener en cuenta el voto en blanco como votos emitidos. Las posiciones de Eric Zemmour, Fabien Roussel, Valérie Pécresse, Marine Le Pen y Philippe Poutou no están claras. Por su parte, Emmanuel Macron rechazó esta idea cuando se la propusieron los ‘chalecos amarillos’ en 2019, cuando previamente había mostrado que estaba abierto a ella.

“Es un tema que se explota constantemente en la política sin que se analice con seriedad”, dice Jérémie Moualek. La mayoría de las propuestas de los candidatos son imprecisas. ¿Debería tenerse esto en cuenta en los votos emitidos en todas las elecciones? Sólo durante la primera ronda, como recomienda el Partido votante blanco † ¿Se acompaña de una potestad sancionadora, como la de invalidar elecciones, para ponderar realmente la oferta política?

¿Qué podría cambiar el reconocimiento de la voz en blanco?

El campo “Ganando la Democracia”, liderada por el colectivo Open Democracy, hace campaña en particular para que las papeletas en blanco estén disponibles en los colegios electorales y se cuenten como votos emitidos. Si los resultados indican una mayoría de votos en blanco, la elección debe declararse desierta y los nuevos candidatos deben postularse para el cargo. “Considerado inútil hoy, el voto en blanco podría usarse mucho más para expresar desconfianza o rechazo a la oferta política si mañana pudiera obligar a una reorganización electoral”dice Armel Le Coz, co-fundador de Open Democracy.

Contar los puntajes de los «ganadores» de una elección, incluidos los votos en blanco e inválidos y las abstenciones, también pondría en perspectiva la verdadera legitimidad de los representantes. Si se hubiera tenido en cuenta el voto en blanco y nulo -del 11,5 % en 2017-, la victoria de Emmanuel Macron habría sido menor: su puntuación habría caído del 66,1 % al 58,5 %; y para Marine Le Pen, del 33,9% al 30%.

  • ¿Cómo se ve el voto en blanco en otras partes del mundo?

En Europa, los Países Bajos y España cuentan el voto en blanco en los votos emitidos para cada elección y se incluyen en los porcentajes para determinar los umbrales electorales. En las elecciones parlamentarias, sin embargo, no se tiene en cuenta para la distribución de escaños en el parlamento.

Suecia reconoce el voto en blanco en determinadas elecciones y referéndums. Grecia también lo cuenta, pero lo reasigna al ganador de las elecciones.

En Suiza, el voto en blanco se tiene en cuenta en la primera vuelta para lograr la mayoría absoluta, pero no para la segunda vuelta.

El voto en blanco cuenta más para los votos emitidos en América del Sur. Incluso tiene un poder paralizante en Colombia y Perú.

En 2017, Mongolia estuvo muy cerca de celebrar nuevas elecciones después de que el voto en blanco alcanzara el 8%. Una ley electoral de Mongolia de 2015 establece que si el voto en blanco supera el 10% y ninguno de los candidatos logra la mayoría absoluta, se deben realizar nuevas elecciones con nuevos candidatos.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.