Pedro Sánchez en su piel sobre su posición en el Sáhara marroquí

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, explicó este miércoles al Congreso el motivo del cambio de postura de España sobre el Sáhara marroquí, casi dos meses después de que el Gobierno lo hiciera público.

Un punto de inflexión que hizo que España se pusiera abiertamente del lado de Rabat al ver su propuesta como «la base más seria, realista y creíble para resolver la disputaAdemás, son las mismas palabras que pronunció Sánchez cuando reiteró la posición del Gobierno español ante el Congreso. El presidente del Gobierno español destacó que la propuesta de Marruecos para la autonomía sobre el Sáhara es la «la base más seria, creíble y realista» resolver «un conflicto demasiado largo», en el marco de la ONU. †Necesitamos una salida consensuadaagregó.España tiene un especial interés en resolver este conflictoSánchez dijo sobre el Sahara.

Destacó que la normalización de las relaciones con Marruecos es un asunto de Estado. Ante el pleno del Congreso de los Diputados, Sánchez volvió a defender el plan de autonomía saharaui marroquí, destacando que cada vez más países se suman a él. †Deseamos ardientemente esta solución y haremos todo lo posible para encontrar una solución. Francia apoya la propuesta marroquí, y del mismo modo el presidente de Alemania ha reconocido que la propuesta marroquí es seria y creíble, como también reconoce Estados Unidos, o como Holanda se sumó a esta posición en mayo«. En ese sentido dijo47 años deberían ser suficientes para entender que necesitamos cambiar nuestro punto de vista‘, insistió el presidente, dirigiéndose al resto de partidos que criticaron el giro del gobierno.

Pedro Sánchez también defendió la voluntad de promover el diálogo y la búsqueda de una solución mutuamente aceptable entre las partes, auspiciada por la ONU. Sánchez subrayó que la nueva posición de España con Marruecos no cambia en nada la soberanía española de Sebta y Melilla, ciudades donde ahora espera un «la frontera aduanera normal podría ser efectiva, con comercio regulado y reglamentado, como la mejor manera de acabar con el comercio atípico que los caracterizabaEl jefe del Gobierno español ha recordado el comunicado conjunto suscrito el pasado 7 de abril tras un encuentro en Marruecos con el rey Mohamed VI, que supone «un nuevo marco» con su vecino del sur, abriendo un canal de comunicación.para aclarar cualquier malentendido

Es en este contexto en el que se acordó la apertura de la frontera en las dos ciudades y el compromiso «adquirido en el respeto mutuo, para no dejar que todo lo que sabemos y hacemos ofenda a la otra parte». El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez , instó al resto de partidos a «cambiar de postura» sobre el Sáhara, como ya ha hecho el Gobierno, precisando que la «hispanidad» de Sebta y Melilla no está en entredicho. La nueva relación del siglo XXI» iniciada con Marruecos sólo era posible gracias al histórico punto de inflexión de la política española sobre el Sáhara, que permitió una reorientación de las relaciones, pero que por otro lado provocó una catarata con consecuencias, entre ellas una división interna del gobierno y, sobre todo, la ruptura con otro sur vecino, Argelia.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.