Terrible noticia para Zelensky: Francia rechaza a Europa y se niega a negar la entrada de rusos a su país

La Francia de Macron ha roto su silencio sobre si prohibir o no a los ciudadanos rusos entrar en Occidente, como quiere el presidente de Rusia, Volodymir Zelensky. En un documento cofirmado con el Gobierno alemán y visto por ReutersParís se opone categóricamente a esta idea y pide una distinción entre la élite política rusa cercana a Putin y el pueblo ruso. Esta decisión de Francia es un duro golpe para Europa en un momento en el que países cercanos a Ucrania dicen estar a favor de esta propuesta.

No le gusta todo en Zelensky. Sin embargo, en su firme deseo de aislar a Rusia y a su pueblo pidiendo que se les cierren las puertas de Occidente, el presidente ucraniano, convertido en el nuevo mimado de Occidente, es cada vez más aislado por las potencias europeas que no cumplen con esta propuesta.

Así, tras la negativa categórica de Alemania, España, Portugal, Serbia y Estados Unidos, le toca a Francia romper el silencio sobre un tema sumamente sensible que provoca una ola de reacciones en todo el mundo desde hace casi dos semanas.

De hecho, según varias fuentes confiables, incluida la agencia de noticias ReutersEn vísperas de una reunión que reunirá en Praga a los ministros de Asuntos Exteriores europeos sobre si se debe prohibir a los ciudadanos rusos afianzarse en Occidente, Francia y Alemania han expresado su firme oposición a esta idea en un documento.

En dicho documento podemos leer: “Si bien entendemos las preocupaciones de los Estados miembros en este contexto, no debemos subestimar el poder transformador de la vida en los sistemas democráticos, especialmente para las generaciones futuras. Nuestra política de visas debería reflejar esto y permitir el contacto físico con ciudadanos rusos dentro de la UE”.

La posición de Francia es similar a la de otros países vecinos, como Alemania y España, cuyos gobiernos han preferido negar la entrada a sus territorios a figuras políticas o empresarios cercanos a Vladimir Putin, el presidente de Rusia.

Mientras tanto, varios países de Europa del Este han acogido con satisfacción la iniciativa de Zelensky y ya han emitido comunicados anunciando que los ciudadanos rusos no son bienvenidos en casa por el momento. Los países involucrados incluyen: Polonia, Estonia y Letonia.

Hay que subrayar que el hecho de que Francia no apoye la propuesta del presidente ucraniano es un duro golpe para Zelensky, quien desde hace un mes anima a todos los estados occidentales a aislar a Rusia a todos los niveles (político, diplomático, económico) para no acabar con su guerra contra Ucrania. Una guerra que ya se ha cobrado miles de vidas.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.