Trabajadores marroquíes bajo nuevas condiciones, el gobierno permanece en silencio

Tras la apertura del paso fronterizo de Sebta para la circulación de personas el pasado 17 de mayo, el Ministerio del Interior español anunció el pasado 31 de mayo la apertura del paso fronterizo de Sebta y Melilla para los trabajadores marroquíes legales, pero esta vez con un visado específico. Decisión unilateral o bilateral, este enfoque fue rechazado categóricamente por los trabajadores que aún esperan una respuesta del gobierno marroquí.

Esta reapertura, prevista para el 31 de mayo, para los trabajadores marroquíes legalmente reconocidos, no es incondicional. Si bien llevan más de 20 años acostumbrados a acceder a los dos enclaves a través de una tarjeta de trabajo profesional, que caducaba en 2020, esta categoría de trabajadores ahora tiene que solicitar un visado específico para poder entrar. Y el proceso no es tan simple.

Si las autoridades españolas, en particular el Ministerio del Interior, han explicado bien el asunto en un comunicado de prensa, las autoridades marroquíes han pronunciado un silencio ensordecedor que preocupa a los aproximadamente 3.600 trabajadores legales marroquíes en Sebta y Melilia. Estos últimos se encontraron en una situación difícil y vivieron la miseria durante los dos años de cierre y bloqueo por la pandemia y la crisis diplomática entre Rabat y Madrid.

A partir del martes 31 de mayo, podrán entrar en territorio español por los mismos trámites los trabajadores fronterizos legalmente reconocidos, así como aquellos que, por caducidad de la tarjeta que les acredite como tales, hayan obtenido un visado específico. y melilla “, podemos leer en el comunicado del Ministerio del Interior español.

Por ejemplo, la presentación de solicitudes de visado comenzó el lunes 23 de mayo en los consulados de Tetuán y Melilla. Los inscritos en las listas de los servicios de extranjería de los dos enclaves fueron llamados a una hora concreta de la tarde del lunes (entre las 12:30 y las 13:45) para concertar una cita, antes de presentarse el martes con la documentación solicitada (pasaporte, autorización o ampliación de obra, fotos, etc.) para la obtención del sésamo. La tasa de visado, que era de 826 dirhams, se está eliminando, aún faltan otros pasos por hacer antes de entrar al piso de los asientos.

Entonces es cuestión de dar de alta un permiso de trabajo o esperar a dar de alta en la seguridad social y sin TIE (documento o » objetivocédula de identidad de extranjero). Excepto que la mayoría de los trabajadores ya no tienen permiso ni contrato de trabajo y todavía tienen que entrar en los dos enclaves, ya sea para buscar un nuevo trabajo o para recuperar su dinero de su cuenta bancaria y arreglar su situación con sus antiguos empleadores para aprovechar su antigüedad. de 20 años y más, dijo Chakib Marouane, secretario general de trabajadores con permiso de trabajo en la ciudad de Sebta, afiliado al sindicato de trabajadores de Marruecos (UMT).

De los 3.600 trabajadores marroquíes legales, solo unos pocos, 300 en total, podrán obtener sus visados ​​para entrar en los dos enclaves. Durante el estallido de la pandemia y el cierre de las fronteras, algunos empresarios continuaron pagando las cotizaciones a la seguridad social de sus empleados marroquíes, mientras que la gran mayoría paró. Así, y sin seguridad social, los aproximadamente 3.300 empleados legales no podrán solicitar visa.explica Chakib Marouane.

Ante esta situación, los representantes de los trabajadores con permiso de trabajo de las ciudades de Sebta y Melilla llamaron a todas las puertas. Se apoderaron de los ministerios del Interior, de Relaciones Exteriores y hasta del jefe de gobierno para encontrar una solución, pero fue en vano. El gobierno aún no ha respondido a esta imposición de visa por parte de las autoridades de los dos enclaves.

En una entrevista anterior, Chakib Marouane nos dijo que los asistentes legales iban a Bab Sebta con sus pasaportes y tarjetas profesionales caducadas para intentar llegar al otro lado de la frontera. Si se negaba, se programaba una sentada.

Pero dada la indiferencia del gobierno ante este tema y no querer ser visto como » alborotadoresChakib Marouane excluye la posibilidad de organizar una sentada en el puesto fronterizo.

Nuestra imagen y la de nuestro país es más importante para nosotros que cualquier otra cosa. No buscamos conflicto. Estos trabajadores solo quieren retomar labores interrumpidas por la pandemia, o incluso acudir a Sebta y Melilla para regularizar su situación e intentar recuperar la antigüedad y retirar el dinero que han ahorrado durante años. durante en los bancos Si no tenemos acceso con nuestras tarjetas profesionales el 31 de mayo, hablaremos con la prensa que estará presente en el lugar para explicar nuevamente nuestra situación.“, nos dice, con la esperanza de que el gobierno marroquí les proporcione respuestas y, sobre todo, soluciones.

Reyes Godino

"Gurú del café exasperantemente humilde. Practicante de viajes. Fanático de los zombis independiente. Solucionador de problemas certificado. Erudito de la comida. Estudiante".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.