Un nuevo estudio confirma que los nitrilos, los principales componentes básicos de la vida, abundan en las estrellas.

Crédito: urvana, Shutterstock, ID: 1406242868

Hay elementos que se consideran bloques de construcción fundamentales para la vida basada en el ARN: los nitrilos. Son moléculas orgánicas cuyo átomo de carbono está unido a un átomo de nitrógeno por un triple enlace insaturado. Aunque tóxicas, estas moléculas se consideran esenciales para la vida, especialmente los ribonucleótidos. Según un nuevo estudio publicado en Frontiers in Astronomy and Space Sciences, hay muchos nitrilos en el espacio, particularmente en el medio interestelar.

Teoría del mundo del ARN

El estudio ha sido realizado por Víctor M. Rivilla, investigador del Centro de Astrobiología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en Madrid. Según el comunicado de prensa de Frontiers que presenta el estudio, cuando la vida apareció por primera vez en la Tierra, las enzimas proteicas no existían porque la vida misma se basaba únicamente en el ADN y el ARN. De hecho, existe una teoría, llamada «Teoría del mundo del ARN», según la cual los nitrilos, junto con otros elementos, probablemente no se originaron en la Tierra.

Los nitrilos pueden tener un origen cósmico

Es posible que hayan tenido orígenes cósmicos y luego ‘caído’ en la Tierra por impactos de asteroides y meteoritos, especialmente durante el último período de intenso bombardeo (entre 4.100 y 3.800 millones de años). Esta teoría se reforzó cuando los investigadores encontraron nitrilos, junto con otras moléculas orgánicas similares que se cree que son precursores de nucleótidos, lípidos y aminoácidos, en restos de cometas y meteoritos.

Origen en nubes moleculares

Estas moléculas orgánicas pueden provenir de nubes moleculares. Los investigadores querían analizar una nube molecular de este tipo, llamada G+0.693-0.027. Situada en la zona central de la Vía Láctea, a tres años luz de diámetro, esta nube molecular tiene una temperatura de unos 100 grados Kelvin y una masa unas mil veces mayor que la del Sol. Es una nube que podría convertirse en un vivero de estrellas en el futuro. Al analizar esta nube, los investigadores descubrieron la presencia de cianoaleno nitrilo, cianuro de propargilo y cianopropilo. Los investigadores también encontraron evidencia de la posible presencia de cianoformaldehído y glicolonitrilo.

Los nitrilos se encuentran entre los grupos químicos más abundantes en el universo.

Según Miguel A Requena-Torres, profesor de la Universidad de Towson en Maryland y uno de los autores del estudio, los nitrilos se encuentran entre los grupos químicos más abundantes del universo. Estas moléculas se han encontrado no solo en nubes moleculares, sino también en meteoritos, cometas, protoestrellas de varias masas e incluso en la atmósfera de Titán, una luna de Saturno. Según los investigadores, el descubrimiento de una abundante cantidad de nitrilos en la nube G+0,693-0,027 confirma la hipótesis de que existe una determinada química en el espacio interestelar a través de la cual se sintetizan determinadas moléculas, que forman la base de la química prebiótica del ARN y así de la vida. En cuanto a la presencia de tales elementos en el sistema solar, podrían haberse originado incluso antes de su formación en la nube molecular de la que surgieron a través de la química del medio interestelar.

El otro misterio, el de los lípidos

Hasta ahora hemos descubierto varios precursores simples de los ribonucleótidos, los componentes básicos del ARN. Pero todavía faltan moléculas importantes que son difíciles de detectar”, explica Izaskun Jiménez-Serra, investigadora del CSIC y del INTA y otra de las autoras del estudio. La investigadora se refiere en particular a los lípidos, que jugaron un papel clave en la formación del primeras células Los lípidos pueden formarse a partir de moléculas más simples, que también pueden ser más o menos abundantes en el espacio.

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.