Vodafone, ingresos +4% hasta 45.600 millones. Posibles acuerdos en Europa

“Un buen desempeño financiero con crecimiento en facturación, beneficio y flujos de caja, en línea con nuestras ambiciones financieras a medio plazo”. El consejero delegado, Nick Read, comentó las declaraciones fiscales de Vodafone, que vencieron el pasado 31 de marzo. Los ingresos aumentaron un 4% hasta los 45.600 millones de euros, un crecimiento que la compañía define como «impulsado por el crecimiento de los ingresos por servicios» (+2,6% a 38.200 millones) «y por dispositivos» y por una evolución favorable del tipo de cambio. El ingreso operativo bruto, neto de arrendamientos (EBITDA después del arrendamiento), aumentó un 5% a 15,2 mil millones de euros, el ingreso operativo aumentó un 11% a 5,7 mil millones de euros y el beneficio neto fue de 500 millones de euros en 2,6 mil millones en 2021.

Ganancias estables en Italia

En lo que respecta a la división italiana en particular, Vodafone cerró el ejercicio con una facturación estable de 5.000 millones: el descenso de la facturación por servicios (-1,8% hasta 4.300 millones) se vio compensado por mayores ingresos por equipos. El EBITDA crece hasta los 1.690 millones (+6,4%) como consecuencia de una operación jurídica puntual de 105 millones, sin la cual se habría mantenido estable. En el detalle de los servicios ofrecidos, se aprecia un incremento en el sector de red fija (facturación de 1.240 millones, +2%), pero la evolución del año “está afectada por la continuación de la intensidad de la competencia, especialmente en el segmento móvil” , que registró un descenso del 3,2%.

Peligro de inflación el próximo año

“Hemos logrado nuestros objetivos, tanto en términos de nuestras ambiciones financieras a mediano plazo como en términos de nuestras perspectivas para el año”, dijo la CFO de Vodafone, Margherita Della Valle. La compañía espera que los desafíos macroeconómicos, especialmente la inflación, afecten el desempeño financiero y espera un EBITDA ajustado después del arrendamiento entre $15 y $15,500 millones y un flujo de caja libre de $5,300 millones. Con respecto a posibles adquisiciones futuras, el CEO Read dijo que la compañía está «buscando activamente algunas oportunidades en los mercados europeos» y en particular en el Reino Unido, España, Italia y Portugal. Una estrategia que se ha seguido de cerca desde enero, cuando se supo que Cevian Capital, el mayor inversor activista de Europa, ha comprado una participación en la compañía, con el objetivo de reestructurar sus modelos de negocio. En febrero, el grupo rechazó una oferta de 11.000 millones de dólares de Iliad por Vodafone Italia.

El título sigue plano.

Emirates Telecommunications (Etisalat) se ha convertido en los últimos días en el primer accionista de Vodafone con una participación del 9,8%. Hoy la acción cotiza justo por encima de la par (+0,20%) en la Bolsa de Valores de Londres a 120,24. (Reservados todos los derechos)

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.