el análisis del politólogo Mustapha Sehimi

El mensaje dirigido al rey Mohamed VI por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, es «un poderoso acto de reevaluación de la posición de Madrid en la cuestión del Sáhara marroquí», ha confirmado el politólogo y profesor de derecha Mustapha Sehim. .

Este mensaje dirigido al Soberano por Sánchez “es interesante en varios sentidos. Para Marruecos, esta es una fuerte reevaluación de la posición de Madrid sobre el tema del Sáhara marroquí”, dijo en un comunicado a MAP.

“Marruecos había estado esperando señales fuertes en esta dirección desde el principio”, señaló, y agregó que “fue en este espíritu que SM el Rey Mohammed VI, en su discurso del 20 de agosto, pidió una fase sin precedentes basada en algunos fundamentales principios, a saber, la confianza, la transparencia, la consideración mutua y el respeto de los compromisos».

El experto no subrayó el alto aprecio de Marruecos por «las visiones positivas y los compromisos constructivos de España», según expresó en una nota de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes residentes en el exterior, y añadió que el mensaje de Sánchez sobre el Soberano es «un acto contundente y señal contundente de esta voluntad de las autoridades españolas de normalizar finalmente las relaciones con el vecino marroquí».

Según él, este proceso está ahora en marcha con la visita, próximamente a Rabat, del ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.

Esta visita, prosiguió Sehimi, será «una oportunidad para que Marruecos dé a conocer sus intenciones y recuerde los principios que guían su diplomacia, en particular sus relaciones con su vecino ibérico», y añadió que permitirá también «preparar al país para una visita del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez».

Asimismo, el politólogo ha recordado que la respuesta española se produjo unos meses después del positivo del Gobierno alemán y del mensaje que el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, había enviado al Soberano, en el que veía un importante mensaje político del deseo de Berlín. «reconectar las relaciones con Rabat en nuevas bases».

“Marruecos espera, nos parece, que estos nuevos elementos tendrán un impacto en la valoración de la cuestión nacional por parte de la Unión Europea y por tanto de otros países que aún se encuentran en una posición que no conviene a los intereses superiores del Reino, señaló Sehimi, quien subrayó que “está en marcha un proceso (…) Entonces aquí hay dos países posicionándose con toda claridad y transparencia en el tema nacional”.

«Para Madrid, este es un gesto importante, pero Marruecos está esperando un gesto aún mayor que probablemente tenga en cuenta la posición de Estados Unidos sobre el tema nacional formulada por la administración en Washington», concluyó.

RDH


Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.