Fuerte participación de la extrema derecha en las elecciones autonómicas anticipadas

La derecha radical continúa su avance en España. Si el Partido Popular (derecha) llegó primero sin conseguir la mayoría absoluta el domingo en Castilla y León, en el centro de España, fue principalmente el fuerte avance del partido de extrema derecha Vox lo que marcó esta votación autonómica anticipada.

Según los resultados casi definitivos, el Partido Popular (PP) obtuvo el 31,4% de los votos, por delante del Partido Socialista (PSOE) del presidente Pedro Sánchez (30%). Vox quedó tercero, con el 17,6% de los votos. El PP tiene así 31 de los 81 escaños del parlamento autonómico y por tanto no puede gobernar solo. El Partido Socialista hereda 28 escaños y Vox 13 escaños, mientras que hasta ahora solo tenía uno.

Vox quiere participar en la «formación de gobierno»

Este resultado es «histórico», saludó el domingo por la noche el líder del partido de extrema derecha, Santiago Abascal. Esto da a Vox «el derecho y el deber» de participar en la «formación de gobierno», ha insistido en alusión a una alianza con el PP. Por su parte, el actual presidente de Castilla y León y líder del PP, Alfonso Fernández Mañueco, ha dicho que quiere «entablar un diálogo con todos».

Marginalmente hace apenas cuatro años, Vox provocó un terremoto político en España a finales de 2018 al participar por primera vez en un parlamento regional, el de Andalucía por el sur. Este partido se convirtió posteriormente en la tercera fuerza política en las Cortes Generales de España en 2019. Vox ya apoya al PP gobernante en Andalucía y la Comunidad de Madrid, pero sin formar parte del Gobierno. En Castilla y León, el partido de ultraderecha ha expresado en las últimas semanas que no se conforma con apoyar al Ejecutivo desde fuera.

Una región rural

En España, las regiones tienen amplias competencias y las elecciones autonómicas adquieren una dimensión nacional. Pedro Sánchez también ha pasado en varias ocasiones para apoyar al candidato de su partido, al igual que los líderes de los principales partidos españoles. Con una población de casi 2,4 millones, Castilla y León, una región muy rural, es un bastión del PP desde hace 35 años.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.