Nuevo paso para una relación renovada

Marruecos y España, dos vecinos amigos que han desarrollado una asociación estratégica a largo plazo y forjado profundos lazos humanos, culturales y económicos, miran al futuro con ambición y confianza para construir una nueva etapa, basada en el respeto mutuo, la consulta permanente y sincera y cooperación sincera.

Este nuevo enfoque está en consonancia con el espíritu del discurso del rey Mohammed VI del 20 de agosto de 2021 y responde al llamado del soberano a «iniciar una etapa sin precedentes en las relaciones entre los dos países».

Reconociendo el alcance de los intereses compartidos y las oportunidades cada vez más prometedoras para relanzar su antigua relación, Rabat y Madrid están decididos a liberar su enorme potencial para construir una relación del siglo XXI y responder a los desafíos comunes de estabilidad, desarrollo sostenible, prosperidad y Progreso.

Para España, Marruecos es “un vecino y un amigo. Los dos países comparten una historia común, lazos humanos, acuerdos y lazos que han forjado intereses a lo largo del tiempo”.

Marruecos es también un socio estratégico imprescindible para España y para la Unión Europea en muchos ámbitos, como la gestión de los flujos migratorios, la lucha contra el terrorismo y las relaciones económicas y comerciales, ha señalado la Presidencia del Gobierno español.

España considera, por tanto, que las relaciones con Marruecos son “una cuestión de Estado”. En este contexto, el Gobierno español, presidido por Pedro Sánchez, reitera su «firme deseo de renovar y profundizar las relaciones privilegiadas entre España y Marruecos, en un espíritu de estrecha cooperación».

La nueva hoja de ruta entre ambos países, cuyas acciones concretas se implementarán integrando todos los temas de interés común, tiene como objetivo construir relaciones correspondientes a dos países vecinos de importancia estratégica en las áreas de control migratorio, relaciones económicas y comerciales y lucha contra el terrorismo.

El objetivo es sentar las bases de las relaciones bilaterales sobre bases sólidas para mantener e inmunizar las relaciones de buena vecindad. En este sentido, el Gobierno español ha afirmado en reiteradas ocasiones que mantener unas buenas relaciones con Marruecos es una «responsabilidad fundamental» de cualquier Gobierno, independientemente de su filiación política.

Las relaciones con Marruecos, «vecino y socio estratégico», constituyen un «asunto de Estado que requiere una política de Estado», ha confirmado este miércoles Pedro Sánchez ante todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados de España reunidos en pleno.

«El Gobierno está decidido a abrir una nueva etapa en las relaciones entre los dos países, con una hoja de ruta clara y ambiciosa», ha insistido, asegurando que Marruecos es «un vecino y un socio estratégico imprescindible» para España y para la Unión Europea. †

El rey Mohamed VI mantuvo este jueves una conversación telefónica con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. Durante esta conversación, el rey volvió a expresar su profundo agradecimiento por el contenido del mensaje que le envió el presidente del Gobierno español el pasado 14 de marzo.

Así, se abre una nueva era entre Marruecos y España y se abren de par en par los horizontes de cooperación para construir juntos un futuro prometedor.

Flavio Lizana

"Fanático del tocino certificado. Fanático malvado de las redes sociales. Practicante de la música. Comunicador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.