Sáhara: creciente e inequívoco apoyo en la ONU al plan de autonomía

poseePOSEE

Ya sea la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o los debates de los 4mi Comité de la Asamblea General y el Comité de los 24 (C24), se refuerza constantemente la superioridad del plan de autonomía como única solución real para encontrar una solución al conflicto artificial en torno al Sáhara marroquí.

Así, en su resolución 2602 adoptada el pasado mes de octubre, el órgano ejecutivo de Naciones Unidas reafirmó la preponderancia, seriedad y credibilidad de la iniciativa de autonomía marroquí, que es la única solución a este diferendo regional, en el marco de la soberanía e integridad territorial. del Reino

Este clarísimo compromiso también fue confirmado por muchos países, grupos regionales y peticionarios que se sucedieron en el podio de los 4mi Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas para apoyar el proceso político y destacar los sinceros esfuerzos de Marruecos consagrados en el Plan de Autonomía.

Los embajadores y representantes de delegaciones y grupos regionales tomaron la palabra para expresar su convicción en la soberanía de Marruecos sobre sus provincias del sur y subrayar la superioridad del plan de autonomía como única solución real al diferendo regional sobre el Sáhara marroquí.

El mismo comentario se hizo en el Seminario Regional C24 para el Caribe realizado en mayo pasado en Castries, Santa Lucía y en la reunión anual del mismo comité que tuvo lugar en junio. Durante estos dos cónclaves, el plan de autonomía recibió un amplio y fuerte apoyo de los estados miembros de la ONU, peticionarios y grupos regionales, demostrando una vez más la naturaleza seria, creíble y viable de la iniciativa de ‘autonomía’ marroquí.

Otro punto destacado de estos dos eventos es la participación efectiva de los representantes electos del Sáhara marroquí, lo que afirma de manera innegable e irrevocable el reconocimiento internacional y de la ONU de su condición de representantes legítimos de los pueblos de las provincias del sur del Reino. Esta participación efectiva socava nuevamente la representatividad percibida y quimérica del grupo separatista, el «polisario».

Asimismo, la Resolución 2602 del Consejo de Seguridad, que sigue a las últimas cuatro resoluciones del Órgano Ejecutivo de la ONU, ha reforzado la relevancia del Proceso de Mesa Redonda con sus modalidades y sus cuatro participantes, a saber, Marruecos, Argelia, Mauritania y el «polisario».

Ya sea Argelia la que ha perdido el rumbo, los ministros han pedido a Staffan de Mistura, nuevo enviado personal del secretario general para el Sáhara, que vuelva a facilitar el proceso político de las mesas redondas, reafirmando que el objetivo final de este proceso es llegar a una solución política, realista, pragmática, sostenible y mutuamente aceptable basada en el compromiso.

Impulsado por una determinación y una convicción inquebrantable, Marruecos continúa su marcha de construcción por el bienestar de los pueblos de las provincias del sur, gracias al nuevo modelo de desarrollo puesto en marcha en 2015 por el rey Mohammed VI.

Bajo este modelo de vanguardia que involucra a todos los componentes de la población local, se comprometen inversiones del orden de los 8.000 millones de dólares en proyectos socioeconómicos y estructurales a nivel regional, como el puerto atlántico de Dakhla, el mayor en aguas profundas de África, y la Universidad de Medicina y Farmacia de El Aaiún, una de las mayores del Reino.

Este fuerte apoyo a la primera causa nacional se produce en un contexto marcado por los grandes éxitos diplomáticos del Reino, así como por el creciente apoyo al carácter marroquí del Sáhara, la legitimidad de los derechos del Reino sobre sus provincias del sur y a la Iniciativa de Autonomía como única solución real a este diferendo regional que fue creado desde cero y mantenido por Argelia durante más de 45 años.

Estos incluyen, en particular, el reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la soberanía plena y completa de Marruecos sobre sus provincias del sur y el apoyo firme e inequívoco de los estados miembros de las Naciones Unidas, muchos de los cuales apoyan el plan de autonomía como España, Alemania, el Filipinas, Países Bajos, Rumanía y Hungría.

Alarico Orozco

"Gurú de las redes sociales sin disculpas. Lector general. Especialista en cultura pop incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.