España: Nuevo intento de tránsito masivo de 1.200 migrantes en Melilla

Kiev: Unas 100.000 personas siguen atrapadas bajo las bombas rusas en la sitiada Mariupol, casi un mes después del inicio de la invasión de Ucrania por parte de las fuerzas rusas, que controlan solo una ciudad importante pero siguen bombardeando varias.

La propuesta del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky de reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para llegar a «compromisos», incluso sobre los territorios ocupados de Crimea y Donbass, quedó en papel mojado el martes, los rusos esperaban un «proceso de negociación más vigoroso, más sustancial». ‘, dijo Dmitry Peskov, portavoz de la presidencia rusa.

A la espera del posible inicio de un alto el fuego, «casi 100.000 personas están atrapadas en condiciones inhumanas» en las ruinas de Mariupol, «en estado de sitio total, sin alimentos, agua, medicinas, bombardeos constantes», advirtió Zelensky en un video. lanzado anteriormente. Miércoles.

El presidente de Ucrania se dirigirá este miércoles a los parlamentos japonés y francés, antes de un fin de semana de alta actividad diplomática: el jueves, un mes después de que estallara la invasión, los occidentales se reunirán en Bruselas para las cumbres de la OTAN, el G7 y la Unión Europea.

Al fin y al cabo, “nuevas sanciones contra Rusia”, dijo Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Joe Biden. Luego, el presidente estadounidense viaja a Polonia, el país que alberga a la mayoría de los 3,5 millones de refugiados ucranianos.

Joe Biden, que partirá hacia Europa el miércoles, también “trabajará con los aliados en ajustes a largo plazo” con respecto a la presencia de la OTAN en Europa del Este, dijo Sullivan.

¿Se excluirá a Rusia de ciertas instituciones internacionales? «Sobre el tema del G20, simplemente diré esto: creemos que Rusia no puede actuar como si nada hubiera pasado en las instituciones internacionales y en la comunidad internacional», dijo Sullivan. «Pero sobre instituciones específicas y decisiones específicas, nos gustaría consultar con nuestros aliados, consultar con nuestros socios en esas instituciones antes de tomar una decisión».

«Bombas súper poderosas»
Mariupol, una ciudad portuaria predominantemente de habla rusa estratégicamente ubicada entre Crimea (sur), ocupada por Moscú desde 2014, y la región separatista de Donetsk (este), ha sido bombardeada por los rusos durante semanas. Ella fue el objetivo de dos «bombas superpoderosas» el martes, según el municipio, que no presentó un informe.

Las imágenes satelitales tomadas el martes por la mañana por la empresa estadounidense Maxar y distribuidas a AFP mostraron la destrucción de áreas residenciales, infraestructura civil y fábricas.

Los tanques rusos entraron en la ciudad y un alto funcionario del Pentágono dijo que la estrategia de Rusia ahora se basa en «fuego de largo alcance en el centro de la ciudad», que los estadounidenses han observado «durante las últimas 24 horas».

Los residentes que habían huido de Mariupol describieron a la ONG Human Rights Watch «un infierno helado, con calles llenas de cadáveres y escombros de edificios destruidos».

«Esto no es una guerra, es un genocidio», dijo el martes la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, porque «los teatros de guerra tienen reglas y principios. Lo que vemos en Mariupol es la ausencia total de reglas».

El presidente Zelensky condenó el martes por la noche la captura por parte de los rusos de un convoy humanitario. Para el suministro de alimentos y medicinas, «lamentablemente, todos nuestros intentos por parte del ocupante ruso fracasaron. Con bombardeos o evidente terror», se quejó.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se pronunció el martes en contra de una guerra «absurda» e «imposible de ganar», y dijo que «aunque cayera Mariupol, Ucrania no podría ser conquistada ciudad por ciudad, calle por calle, casa por casa».

Las tropas rusas continuaron bombardeando otras ciudades ucranianas a principios de semana: Kiev, Kharkov, Odessa, Mykolaiv, Cherniguiv…

En Kiev, donde se suponía que el toque de queda del lunes por la mañana terminaría este miércoles por la mañana, el avance de las tropas rusas parece congelado.

Y la población, de la que ha huido gran parte de sus 3,5 millones de habitantes, espera con ansiedad pero con determinación un posible ataque de las tropas rusas. Al oeste, norte y este de la capital, no hay esquina, callejón o intersección que no esté atravesada por un muro de sacos de arena o conos antitanques hechos de barras de metales cruzados por estrellas.

Tras el ataque del domingo por la noche con un misil ruso en un centro comercial de última generación en Kiev, donde Moscú dice que se encontraban municiones camufladas y artillería, se teme por drones espías o terroristas suicidas, como fotos en las redes sociales que podrían revelar Posiciones ucranianas.

Al menos una persona murió el martes en un ataque contra un edificio de la Academia Nacional de Ciencias en el noroeste de la ciudad, señaló AFP. Un total de 228 personas, incluidos 4 niños, han muerto en la capital desde el inicio de la invasión.

Los bombardeos fueron especialmente intensos el martes en varios lugares de la capital y, según el gobernador de la región, Oleksandre Pavliuk, se estaban produciendo combates en los suburbios, en Irpin y Gostomel.

contraofensiva
En el sur de Ucrania, hogar de la única ciudad importante del país que controlan (Kherson), las tropas rusas intentan avanzar hacia el oeste y hacia el Mar Negro, pero no logran avanzar alrededor de Mykolaiv.

Kharkiv (noreste), la segunda ciudad más grande del país, está rodeada por tropas rusas en varios lados y ejes principales, pero no está rodeada.

Les Ukrainiens «sont désormais, dans ciertas situaciones, à l’offensive», a déclaré le porte-parole du Pentagone John Kirby sur CNN, afirmando qu’ils «pourchassent les Russes et les repoussent en dehors de zones où les Russes étaient par le pasado». Estos últimos tienen problemas de logística, abastecimiento, coordinación, mando y comunicación, dijo más tarde en rueda de prensa, «por lo que hay muchas cosas que no han hecho».

Los estadounidenses sugieren así, mezzo voce, el surgimiento de un punto de inflexión en el conflicto. Un alto funcionario del Pentágono dijo el martes por la noche que los rusos habían acumulado «poco menos del 90% de su poder de combate disponible» en Bielorrusia y en la frontera ruso-ucraniana «por primera vez».

Sin embargo, el New York Times, basándose en fuentes del Pentágono, explica que la pérdida del 10% del personal militar de un ejército (muerto o herido) dificulta enormemente su capacidad de combate.

Según Washington, Rusia ha reforzado sus operaciones aéreas y marítimas en el país en los últimos días, a pesar de la resistencia de las tropas ucranianas. “Lo que estamos viendo es un intento desesperado por parte de los rusos de recuperar el impulso”, señaló un alto funcionario del Pentágono a principios de esta semana.

Los estadounidenses, preocupados por la posible ayuda militar y económica de China a Rusia, «no han visto suministros militares» de Beijing a Moscú desde una llamada telefónica entre Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping el viernes pasado, señaló Jake Sullivan el martes por la noche.

En cuanto a los medios, Google ha comenzado discretamente a retirar a su personal de Rusia en las últimas semanas, según Bloomberg. YouTube, que pertenece al mismo grupo que el buscador, eliminó un canal del Ministerio de Defensa de Rusia, según un documento interno consultado por Bloomberg, que asegura que el sitio de videos ahora enfrenta una prohibición en Rusia.

Un tribunal ruso prohibió el lunes a los gigantes de las redes sociales Facebook e Instagram por «extremismo», mientras que Moscú quiere el control total de la información en línea en medio de una ofensiva en Ucrania.

Imelda Arevalo

"Fan incondicional de los zombis. Defensor incurable de Internet. Solucionador de problemas sutilmente encantador. Ninja independiente de Twitter".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.