Ligue 1: Marsella ya bajo presión contra Reims

Tenso por una pretemporada mucho más turbulenta de lo esperado, el Olympique de Marsella retomará la competición ante el Reims en la Ligue 1 el domingo (20:45 horas), en un Velódromo sospechoso de su nuevo entrenador, Igor Tudor.

El 21 de mayo, en su último partido del campeonato, el OM aplastó al Estrasburgo (4-0) e in extremis aprovechó el empate del Mónaco en Lens (1-1) para proclamarse subcampeón de Francia.

Mattéo Guendouzi, clasificado directo a la Champions League en un Velódromo embriagado de alegría, celebró este resultado en brazos del técnico Jorge Sampaoli y el presidente Pablo Longoria abandonó la tribuna presidencial entre lágrimas.

«¡Es la magia de Marsella!», gritó el español desde el césped.

Pero la magia de Marsella también es pasar del gran cielo azul a la tormenta en menos de tres meses. Todo empezó con la dimisión de Jorge Sampaoli el 1 de julio y la llegada al banquillo de Igor Tudor, con métodos radicalmente opuestos.

– «Ciertamente fuera de la carretera» –

Sobre el césped: «Es un partido que va en contra de lo que hicimos el año pasado. Requiere profundidad, oportunidades que llegan rápido, urgente», confirmó el viernes Dimitri Payet.

Detrás de escena, Tudor ya se ha enfrentado con ciertos ejecutivos, lo que obligó a Pablo Longoria a venir y recordarle al grupo la jerarquía en un club de fútbol.

«Ahí está el club [en haut]el entrenador [au milieu] y los jugadores [en bas]», insistió el español y se sumó a la acción, en declaraciones a la prensa este miércoles. «Cualquier cambio lleva su tiempo (…) Es seguro que no juzgaremos al verdadero Olympique de Marsella de Igor Tudor a partir de septiembre. Nosotros, el club, confiamos en el camino que hemos tomado».

Si Tudor tiene el respaldo presidencial, no tiene el de los simpatizantes, quienes no respondieron cuando el locutor del Velodrome pronunció su nombre por primera vez el domingo. Peor aún, fue bajo la bronca que los marselleses abandonaron el campo 90 minutos después de su derrota por 2-0 ante el AC Milan.

«Hemos trabajado bien esta semana y me llevo bien con los jugadores», aseguró este viernes a los medios el extécnico del Hellas Verona. “Pero creo que lo que te interesa es el tema de los resultados. Llevo diez años como entrenador y siempre he dicho que hay una gran diferencia entre la preparación y los partidos oficiales. La frescura (física), eso no es lo que buscaba, así que lejos».

– Once reconstruidos –

Así que aquí está el croata en el arranque de su primer gran encuentro en suelo marsellés sin grandes certezas y sus jugadores, sin grandes automatismos. La defensa, que preocupa especialmente durante los partidos preparatorios, deberá estar compuesta por cinco nuevos, desde los tres centrales (Mbemba, Gigot, Touré) hasta los dos pistones (Clauss, Tavares).

En el medio, Jordan Veretout, octavo debutante del verano, pudo jugar sus primeros minutos con la camiseta blanca. «Él ya sabe lo que queremos lograr (…) Ha estudiado todo y visto todos los partidos de preparación», aseguró Longoria el viernes por la noche en el fichaje del internacional francés (cinco selecciones).

En cuanto al sector ofensivo, bastante ineficaz en los partidos amistosos (cuatro de los cinco goles fueron anotados contra la afición del Marignane), se basará en la dupla Payet-Gerson, responsables de la codiciada posición de delantero Arkadiusz Milik. y Luis Suárez.

Incluso en el caso de una derrota, Tudor podría decir que uno de sus predecesores, André Villas-Boas, difícilmente podría haberlo hecho mejor cuando llegó. En el verano de 2019, el portugués sumó dos victorias y tres derrotas, antes de asaltar el campeonato con un revés en el Vélodrome ante… Reims (2-0). “AVB” llevaría a OM al segundo lugar en L1.

Anita Valverde

"Lector. Futuro ídolo adolescente. Se cae mucho. Comunicador aficionado. Estudiante incurable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.